Recortar y solo recortar

(Article publicat ahir a “La Comarca” d’Alcanyís)

                                                                         José Miguel Gràcia

Palabras y frases como: ajuste, recorte de gastos, austeridad, déficit cero, la buena administración es el ahorro, hay que cortar el despilfarro, hemos gastado lo que no teníamos, hay que reducir el gasto público, si no hubiésemos gastado tanto no estaríamos donde estamos, y así hasta el infinito; se van repitiendo en todo momento y en todo lugar. Resumiendo: ha sido el gasto público el motivo de la crisis y su reducción será la medicina de la misma. Con el recorte de gastos se conseguirá la reducción del déficit y después vendrá el crecimiento económico, y por supuesto, la reducción del paro. Mayor simplificación y mayor estupidez no se pueden dar juntas. Perdone el lector, la estupidez todavía puede ser mayor cuando la ciudadanía llega a creérselo.

El primer craso error del razonamiento descrito es la no distinción entre gasto e inversión. Estoy completamente de acuerdo en que los gastos corrientes de un estado, de un municipio o de cualquier institución deberían cubrirse obviamente con ingresos corrientes. En cuanto a la inversión en ningún tratado serio de economía se indica que acudir al endeudamiento sea una mala opción en tiempos de normal evolución económica. Los beneficios que habrán de producir las inversiones en los años futuros servirán en su conjunto para hacer frente a las devoluciones de la deuda. Por lo tanto, cuando oigo decir sin más lo malo que es dejar a nuestros descendientes un país endeudado, no puedo  menos que reaccionar indignadamente.

Soy consciente también que ante una situación anómala como la actual, con una brutal especulación por parte de los mercados financieros, no se pueden soportar déficits como los que íbamos generando en nuestro país y en otros muchos más. Poco se habla al respecto, pero hay dos caminos para reducir el déficit público: gastar menos o ingresar más. Cualquier recorte, y si es drástico mucho más, genera paro directamente o deprime la demanda que a la vez se traducirá en paro. Si se recortan las inversiones —obras públicas, enseñanza o investigación— se hipoteca el futuro del país. Por lo tanto en una situación como la actual, los gestores públicos han de actuar sobre los ingresos especialmente, ya que los recortes de gastos han de ser una medida quirúrgica puntual y han de centrarse exclusivamente en lo superfluo. Ello quiere decir que han de dedicar los máximos esfuerzos a reducir el fraude fiscal en todos los niveles y habrán de aumentar los impuestos directos (IRPF) a través de la progresividad. Por supuesto que hay que retocar también al alza los impuestos indirectos, el del patrimonio, el de trasmisiones patrimoniales y, sobre todo, aquellos que castiguen el consumo de energía y las actividades y artículos de lujo. Habría que plantearse también algunas tasas o copagos que desincentivasen los abusos en los servicios públicos. Desde hace una veintena de años, los impuestos no han dejado de bajar en España. La burbuja inmobiliaria los proveía aparentemente.

En estos momentos, gracias al despertar de las  exportaciones y al incremento del turismo, España puede mantenerse mal que bien.

Sin dinero en las manos de los ciudadanos no hay consumo. Sin consumo no hay crecimiento. Sin crecimiento hay paro. Sin impuestos o con muy pocos no hay Estado. Sin impuestos directos decididamente progresivos e indirectos racionales, pero importantes, no hay Estado del Bienestar.  La tendencia al Estado del Bienestar, contrariamente a lo que se dice, es también una de las claves para alcanzar grandes tasas de empleo. Incentivar fiscalmente la creación de empleo si disminuye el consumo, sirve de bien poco.

Y una cosa más, las inversiones públicas no han de ser únicamente decisiones políticas, sino que han de responder a una estrategia basada en sus correspondientes estudios de rentabilidad. Antes de pedir una carretera hay que justificar su construcción.

Anuncis

La reforma de la Llei de Llengües

Ahir dissabte, la consellera Serrat, en una entrevista a Europa Press, va manifestar entre altres coses que presentarà en el primer any de legislatura la reforma de la Llei de Llengües al objecte de “garantir que totes les persones puguin conèixer les modalitats lingüístiques i el català”, tot i que va rebutjar la normalització “que equivaldria a l’obligatorietat de què en totes les institucions aragoneses s’exigís parlar les tres llengües, una cosa insostenible en aquests moments, a més que no es necessari, però si ho és el potenciar la conservació i coneixement de les modalitats lingüístiques i el català”. La consellera se’n oblidà d’afirmar el dret constitucional a utilitzar-les.

Quan la consellera Serrat parla de “les modalitats lingüístiques i el català” sembla que vol referir-se a les modalitats lingüístiques de l’aragonès, encara que no ho diu. Pensa la consellera que el català no té modalitats o tal vegada les dóna per incloses dins de l’arbre comú del català? És importantíssim l’aclariment. Tinguem en compte que la consellera és catalanoparlant.

No sé d’on ha tret la consellera que la Llei obliga a totes les institucions aragoneses a parlar les tres llengües. La Llei només es refereix als territoris on es considera llengua pròpia el català o l’aragonès (zones històriques, zones mixtes i zones d’influència). Només les Corts i el Justícia tenen l’obligació de rebre i contestar en la corresponent llengua, escrits provinents de les zones amb llengua pròpia. Estendre aquesta obligació a tot Aragó, és una molt forçada lectura de la Llei.

Perquè no consulta la senyora consellera al Consell Superior de Llengües d’Aragó? És un organisme que representa a la Universitat, a les Corts i al Govern. Al marge de la seua representativitat, els seus quinze membres gaudeixen d’un reconegut prestigi. O tal vegada la senyora consellera té uns assessors encara millors?  No crec que pensi tira mà del seu director de Cultura, Sr. Vadillo, que ha manifestat (quines penques!) que es veu a primera vista que allò que es parla a la Franja no és català i sobre l’aragonès que: “La fabla aragonesa es el resultado de un paciente trabajo filológico y mucho pegamento Imedio”. “Dicho de otra forma, el aragonés existe como el Klingorn. Es un invento”. “Van a enseñar lengua aragonesa en la Facultad de Huesca. Cada día más tontos”.

Travesía Central: una quimera

(Article publicat ahir a “El Diario de Teruel”)

                                                                             ” José Miguel Gràcia

No es fácil ni agradable disentir de la mayoría, en este caso, de casi la totalidad de lo que piensan y actúan las instituciones y las gentes de Aragón en el tema objeto de estas líneas.

Según pudimos leer en la prensa, no ha mucho tiempo: “Administraciones públicas, organizaciones sindicales, empresariales, académicas y partidos políticos han firmado (12 de septiembre) un manifiesto conjunto en apoyo del eje 16 RTE-T y en defensa de la Travesía Central Pirenaica (TCP) como única solución al transporte ferroviario de gran capacidad para mercancías.” El gobierno de Aragón ha decido impulsar grandes actos de apoyo y actuar como una especie de “lobby”. Un día sí y otro también hay declaraciones, reuniones y peticiones al respecto. Toda la Cámara aragonesa al unísono.

No voy a entrar a discutir las bondades de la TCP para Aragón ya que tan prolija y efusivamente se vienen difundiendo. Mi disensión anda por otros derroteros. En primer lugar, en Aragón, dígase lo que se diga, se está en contra de la Travesía o Corredor Mediterráneo (CM) por la sencilla razón que las dos no se van a hacer, no hay ni habrá dinero suficiente. (¿Por qué no asistieron en Madrid a la reunión del día 14 de septiembre los presidentes de las autonomías levantinas?)

Las grandes inversiones en estructuras, instalados en la crisis o ya fuera de ella, se van a limitar hasta extremos insospechados. ¿Quién las paga o financia y cómo?, ¿son imprescindibles?, ¿en qué se basa su rentabilidad?, ¿cuál es la mejor opción?, son preguntas que se harán hasta el infinito antes de decidir una gran inversión europea.

Pongamos los pies en el suelo y no somiem truites (utilizadísima frase hecha que significa en catalán creer posibles cosas irrealizables). La producción industrial de las comunidades mediterráneas incluido Aragón supera el 50 % de España y las que comprendería el eje central incluido Aragón también, no alcanza el 20 %. Teniendo en cuenta la inexistencia de un corredor ferroviario en el Mediterráneo; el peso económico presente y futuro de esta amplia parte de España; la comunidad de intereses de una parte de Andalucía, Murcia, Valencia y Cataluña; las exportaciones agrícolas; el número de habitantes —no olvidemos que son votantes—; las importantes relaciones económicas actuales; etc.; ¿no hacen sospechar al lector cual será el corredor que se decidirá primero?  ¿Qué pasará con la TCP?: ustedes mismos.

Pienso yo que Aragón, a parte de malgastar energías en este proceso se ha desgajado voluntariamente —craso error— del Corredor Mediterráneo, el cual, dicho sea de paso, también comportaría enormes ventajas para Aragón, sobre todo si se actúa como parte activa y no contraria dentro del proceso de discusión y justificación. Aragón no tiene costa, pero es una región mediterránea. Aragón debería volcarse en promocionar su papel logístico entre el norte y el levante español, económicamente más importe de lo que pudiera parecer a primera vista. De ambos lados le vendría la riqueza. ¿Por qué se ha de aislar el norte de España?

Si nos limitamos a las comarcas turolenses —les recomiendo que abran a partir de ahora el Google Earth en su ordenador para que sean los ojos los que les ayuden en mis afirmaciones, al acercarse a la Península Ibérica, a Aragón, Teruel, la costa… —, es mucho más importante y necesario para su desarrollo el CM  que la TCP. Mírese como se mire, las relaciones comerciales, logísticas y turísticas han sido, son y deberán ser muy estrechas y profundas con Valencia y Cataluña, obviamente en primer lugar por su proximidad.

Si no somos capaces de aprovechar y desarrollar los vínculos económicos más allá de la circunscripción política y administrativa, no iremos por buen camino. Lo ideal para Teruel sería tener dos o tres vías rápidas de salida hacia la costa. Apelo a la ciudadanía en general en el contexto de una Europa de las Regiones. Si me permiten la chanza: ¿no sería bonito caminar hacia un reconstituido Reino de Aragón económico? Y para que nadie se enfadase podría llevar por nombre VALARACAT.

Muy seriamente, en la solución o alternativa central hay algo, reconozco, que me produce urticaria: es el hecho de que este gran eje ferroviario debería pasar inexorablemente por Madrid. No aprenderemos nunca, siempre caemos en los mismos errores de la España radial, centrípeta y centralista, irracional y antieconómica. ¿Cómo se puede despreciar permanentemente una racional estructura viaria reticular?

Y para más inri a la hora de justificar el paso por Madrid se vincula también su conexión con Lisboa. Si tienen el Google Earth abierto observen cuan de lógica sería una vía que saliendo de Lisboa o de sus alrededores discurriese por Badajoz, Mérida, Ciudad Real, Albacete y el Mediterraneo, por ejemplo. A este respecto la plataforma Teruel Existe tiene unas imaginativas soluciones para una parte del recorrido.

El deber de las instituciones en general y de los políticos en particular, debería circunscribirse en transmitir a la ciudadanía proyectos realistas con elevadas probabilidades de realizarse, y no distraer al personal con proyectos quiméricos, y menos aún plantearlos como la única solución posible.

O tal vez me equivoco y los políticos dicen solamente aquello que el pueblo quiere oír… En ese caso, hacen bien su trabajo. A mayor abundamiento, una de las consignas del mayo parisino del 68 decía: “Seamos realistas, pidamos lo imposible”.  Debo ser poco realista, porque me inclino por lo factible y posible.

¿De todas formas, quién se acordará de todo esto dentro de diez, veinte o más años? Miren que pronto se ha olvidado Gran Scala. ¡Y los distraídos e ilusionados que estuvieron los aragoneses durante un par de años!”

PDF “Diario de Teruel”

Arredol, el primer diari digital en aragonès

Neix Arredol, el primer diari digital en aragonès. Així he rebut la informació:

“Naixe Arredol.
No somos un gran meyo de comunicación y no plegaremos a tot, encara que contamos con a vuestra aduya y o vuestro refirme. Pero si que tenemos a ideya de creyar contenius en aragonés que premitan normalizar l’emplego d’ista luenga minorizata en dembas poco exploradas dica agora.”
http://www.arredol.com/

Premi Franja 2010

Al lliurament del IV Premi Franja 2010 a Emilio Gastón, Artur Quintana, president d’Iniciativa Cultural de la Franja no va poder assistir-hi, el passat divendres a Fraga, tot i que va enviar el seu parlament a Josep Labat, president de l’Institut d’Estudis del Baix Cinca, per a que el llegís ell mateix. El propi Artur Quintana me l’ha enviat també a mi. Podeu llegir les seues paraules aquí: pdf Emilio Gastón

El “Cant a la llibertat” no serà l’himne d’Aragó

Els grups del PP i el PAR a les Corts d’Aragó han impedit en el ple d’avui la presa en consideració d’una proposició de Llei per declarar com a himne de la Comunitat el “Cant a la llibertat” de José Antonio Labordeta.

El rebuig d’aquesta proposta, fruit d’una iniciativa legislativa popular recolzada per 24.256 signatures, s’ha produït quatre dies abans de complir-se el primer aniversari de la mort del cantautor, poeta, escriptor i polític, ocorreguda el 19 de setembre de 2010.

La iniciativa, que ha rebut el suport de PSOE, CHA i IU, ha estat defensada a les Corts per l’ex-Justícia d’Aragó, Emilio Gastón.

Això és el que hi ha/la dreta va guanyar.

Després de la votació, el membres de la comissió promotora, han cantat des de la tribuna:

Hi haurà un dia quan tots
a l’aixecar la vista
podrem veure una terra
on diga llibertat.

Esclar, ho han cantat en castellà.

Gràcies a la Comissió Promotora i a la seua presidenta Pilar Bernad, a totes les institucions i persones que han col·laborat  i als signats de la ILP! Gràcies! El vostre treball ha estat dedicat als que estimen la llibertat i als que estimen Aragó de debò. Penseu que això és el que hi ha: Labordeta era d’esquerres i ara mana la dreta, altrament dit, Aragó és de dretes.

Per a veure el documental “Canto a la libertad. Himno de Aragón” entreu aquí

Concentracions en suport a l’escola catalana

Dilluns a la tarda es van concentrar milers de persones davant els ajuntaments d’arreu Catalunya, sota el lema “Per un país de tots, l’escola en català”. La concentració més nombrosa va estar a la Plaça de Sant Jaume de Barcelona. Podem destacar també les manifestacions de Vic, Vilanova i la Geltrú, Badalona, Tortosa, Lleida, Figueres, Sant Boi de Llobregat, Cambrils o Salt.

Les manifestacions han tingut com a principals protagonistes els pares, mares, professors i sobretot molts nens i nenes, que després del seu primer dia d’escola, han participat també a les protestes en contra de les darreres amenaces sobre el model educatiu i lingüístic català, més concretament sobre la immersió lingüística, després de la resolució del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) que qüestiona el sistema educatiu català.

Ahir, el Congrés de Diputats a Madrid va aprovar una resolució en defensa de la immersió lingüística a les escoles de Catalunya, amb els vots en contra del PP, UPN i UPD. La resolució reivindica el dret dels alumnes de “no ser segregats per raó de la seva llengua”.

També va aprovar el tràmit de la iniciativa legislativa popular (ILP), que va arribar al Congrés amb 670.000 firmes de ciutadans, perquè TV-3, vetada per l’expresident valencià Francisco Camps, pugui tornar a veure’s al País Valencià, cosa que el nou mandatari autonòmic, Alberto Fabra, ha dit que recolzarà. El que passa és que en lloc de votar en contra, el PP, altre cop sol, s’ha abstingut.